ParLu
WWF Federal Ministry for the Environment, Nature Conservation and Nuclear Safety

El Bosque Atlantico

Introducción

Paraguay está dividido geográficamente por el Río Paraguay en dos grandes regiones naturales, la Región Occidental o Chaco y la Región Oriental y ambas cuentan con diferentes formaciones boscosas. La mayor superficie de bosques se encuentra en la Región Occidental, mientras que en la Región Oriental se encuentra una de las eco-regiones más amenazadas: el Bosque Atlántico del Alto Paraná (BAAPA).
En el BAAPA se encuentran los más grandes mamíferos del continente y más de 300 especies de aves, algunas en peligro de extinción. La flora del BAAPA cuenta con una inmensa variedad de árboles y plantas, que contribuyen a la biodiversidad botánica. También en el BAAPA se encuentra el Acuífero Guaraní, una de las reservas de agua dulce más importantes del mundo que se extiende por más de 1.200.000 km2, desde la región centro-oeste de Brasil, atravesando Paraguay, el noreste de Argentina y el centro-oeste de Uruguay. Originalmente, el BAAPA en el Paraguay tenía una superficie de 9 millones de hectáreas de bosques, pero en las últimas décadas se ha reducido a una superficie aproximada de 1.709.545,72 ha.

Importancia del BAAPA

La conservación del Bosque Atlántico del Alto Paraná en el Paraguay tiene gran importancia no solamente a nivel local, sino mundial, por ser fundamental para mantener las funciones ecosistémicas que sigue brindando como: la conservación de la calidad del aire, de los suelos, del agua y una fuente invalorable de material genético, como además la calidad de vida las personas que lo habitan. Su existencia es crucial para la calidad y cantidad de agua potable, de riego y sirve para aumentar la vida útil de nuestras grandes represas de Itaipú y Yacyretá, así como para preservar el Acuífero Guaraní. El BAAPA se constituye en un gran reservorio de carbono, por ende tiene una gran importancia para la mitigación del cambio climático, este ecosistema boscoso conserva millones de toneladas de carbono que se encuentran almacenados en los árboles y la vegetación asociada a estos.

Principales amenazas

Las principales amenazas para el BAAPA son la deforestación para agricultura y el aprovechamiento no sostenible del bosque para la extracción de madera, leña y carbón, estas actividades conducen a la degradación de la masa boscosa lo cual la hace más vulnerable a incendios y/o fenómenos naturales extremos como sequias y tormentas. Tanto la deforestación como la degradación, generan impactos negativos que repercuten en la calidad del suelo, del agua, así como en la pérdida de especies animales y vegetales valiosos para las comunidades campesinas e indígenas.

Pueblos indígenas y pequeños productores

WWF se asociará y trabajará con 5 áreas piloto dentro el Bosque Atlántico, especialmente con los municipalidades, las ONGs ambientalistas y las comunidades indígenas. Estos proyectos piloto intentaran determinar alternativas socioeconómicas para evitar la deforestación y la degradación con el consentimiento previo, libre e informado de las comunidades. Las actividades protegerán y mejorarán el modo de vida de los habitantes y de aquellos que trabajan e influyen directamente en las seis regiones piloto. También es una oportunidad para dar a los pueblos indígenas cabida en el proceso REDD+. Los 6 pilotos permitirán la identificación de los logros del proyecto y las mejores prácticas para el desarrollo futuro en Paraguay y en el ámbito internacional.

Las 5 comunidades son:

1 Grupo Aché de Puerto Barra (comunidad indígena)

2 Municipalidad de Ñacunday (comunidad rural)

3 Municipalidad de Santa Rosa (comunidad rural)

4 Municipalidad del Naranjal (comunidad rural)

5 Municipalidad de San Cristobal (comunidad rural)

Las comunidades rurales e indígenas tienen gran interés en colaborar con este proyecto. Ellos tienen el conocimiento histórico sobre el desarrollo de la zona, por lo que su participación es crucial para la ejecución de las iniciativas piloto. Existen también ONGs que están desarrollando actividades en los sitios piloto por lo que su participación es importante para obtener logros a corto y largo plazo (sustentabilidad).

Situación actual y futura del BAAPA

Si bien la Ley de Deforestación Cero conocida también como la Moratoria para la Conversión de Bosques ha sido extendida hasta el año 2018, si no existen incentivos financieros, la conservación o restauración de los bosques más allá de la reserva forestal establecida por ley, no despertará mucho interés en los actores clave. Por esta razón es de suma importancia el establecimiento de los Pagos por Servicios Ambientales.
La Ley 3.001/06 de “Valoración y Pagos por los Servicios Ambientales”, que acompaña y apoya a la Ley de Deforestación Cero, es una herramienta que permite compensar a aquellos propietarios con bosques (aquellos cuyas reservas son superiores a lo indicado por la Ley 422/73 Forestal, es decir, más del 25%) por parte de aquellos propietarios que tienen sus pasivos ambientales (que tienen una deuda respecto de dichas reservas), aplicando precios referenciales de mercado y en un libre arreglo de pago entre propietarios, por hectáreas y por año.

Se trata de una herramienta económica tendiente a dar un valor agregado al bosque, en este caso, por los servicios ambientales que prestan: calidad y cantidad de agua superficial y subterránea, microclima más apropiado a la producción, biodiversidad, entre otros. La autoridad de aplicación de la misma es la SEAM.
A la fecha aun se está trabajando en los términos de la reglamentación de la ley y en los protocolos de pago, pero un gran avance se dio a finales del 2013 cuando se emitieron primeros certificados a los productores.

Marco regulatorio del BAAPA

El Paraguay cuenta con varias legislaciones ambientales que sirven como base para la protección, manejo y restauración del BAAPA, como las siguientes las leyes:

Artículo N° 422/73: Forestal.
Artículo N° 294/93: De evaluación de impacto ambiental.
Artículo N° 716/96:  Que sanciona delitos contra el medio ambiente.
Artículo N° 3.001/06: De valoración y retribución de servicios ambientales.
Artículo N° 3.663/08:  De prohibición de las actividades de transformación y conversión de superficies con cobertura boscosa en la Región Oriental.
Ley N° 4.241/11: De restauración de bosques protectores de cauces hídricos.

 

 

arriba